domingo, 19 de febrero de 2012

Carnaval sevillano

Según se mire, hay dos Españas, dos formas de mirar y vivir. Es decir, siempre las hubo y las habrá. Ni en los peores momentos hemos sido capaces de darnos una mano con la otra. Ni cuando nos ha ido la vida del país en ello. Siempre la misma mano ha puesto sombra al abuso, voz a la desconfianza, empuje al retroceso, cuando no ha colocado la vara en mano ajena. Es esa mano que de nuevo da el portazo a 30 años de país y vuelve a buscar en el agujero negro de la historia sus mejores consignas. Con ellas aplaude en Sevilla frente al gran mascarón que de nuevo sacan a pasear en este Carnaval del 2012, que nos guiña el ojo de papel maché.
En fin, ahora que revientan los caminos construidos hace tantos años, que no solo se abren fosas de tiempos pasados, sino zanjas para cortar el paso a ese progreso que conquistamos; ahora que un contrato es papel al fuego, que el valor del esfuerzo valdrá depende y cómo; ahora que la línea de diálogo se ha roto; ahora que nunca más podremos hablar de dignidad, trabajo y salario; ahora que recuperamos palabras perdidas para hablar de sociedad, ciudadanía o libertad sin ira, ahora más que nunca se pueden sustituir de tal manera las voces por las imágenes. 

Domingo. Sevilla. Congreso del Partido Popular.



Domingo. España. Manifestación contra la herida de muerte a los derechos laborales.















1 comentario:

  1. Qué buena imagen la de "recuperar palabras perdidas" ¡Con la falta que nos hace! La pena es que a esa Panda de Putas les importa un comino. Se han creido que las urnas les han dado vía libre para campar a sus anchas durante cuatro años. Lo peor es que así lo creen.

    Además de recuperar palabras perdidas deberíamos recuperar también a Lope de Vega y un tanto del Comendador de Ocaña.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar